PROPÓSITOS BEAUTY PARA EL 2017

La entrada del nuevo año viene siempre cargada de buenos propósitos. Nos tomamos el principio de año como un “reset” que pone el contador a 0 y nos motiva para intentar mejorar determinadas facetas de nuestras vidas así que desde Bruno Vassari te proponemos aprovechar el momento con una lista de propósitos “beauty” muy fáciles de cumplir y que te ayudarán a conseguir una piel perfecta. Continuar leyendo “PROPÓSITOS BEAUTY PARA EL 2017”

CLAVES PARA ENCONTRAR TU LIMPIADOR IDEAL

La limpieza de la piel es la base de una piel sana… nada que no hayas oído antes, ¿verdad? Pero no nos engañemos, no siempre seguimos esto al pie de la letra. No siempre nos resulta fácil seguir una estricta rutina de limpieza y muchas veces es porque no hemos encontrado el producto perfecto para nosotros. Para que la limpieza diaria no se te vuelva a resistir, en el post de hoy te hablamos de los diferentes limpiadores que hay en el mercado, cuales son más adecuados para tu tipo de piel y cuáles se adaptan mejor a tus hábitos cosméticos. ¡Empezamos! Continuar leyendo “CLAVES PARA ENCONTRAR TU LIMPIADOR IDEAL”

LOS ERRORES MÁS FRECUENTES EN EL CUIDADO DE LA PIEL

LOS ERRORES MÁS FRECUENTES EN EL CUIDADO DE LA PIEL

En el post de hoy queremos recopilar los errores más frecuentes en torno al cuidado de nuestra piel; aquellas cosas que solemos hacer de forma habitual y que, sin saberlo, pueden estar alterando su correcto funcionamiento y provocando que no tenga el aspecto que deseamos. Te detallamos a continuación los más frecuentes.

  • No desmaquillarnos antes de irnos a dormir

Si, no es la primera vez que te lo decimos y probablemente no será la última, pero es que se trata de uno de los errores más frecuentes y que más daño hace a nuestra piel. La noche es el momento crucial en lo que a regeneración epidérmica se refiere. Las células de nuestra piel se renuevan, nuestra piel se repara y oxigena por lo que si no está limpia, libre de maquillaje y de sus secreciones naturales, el proceso no se puede realizar de forma correcta. Si nunca te limpias la piel antes de irte a dormir le estás poniendo trabas a los mecanismos que permiten que tu piel se auto-repare por las noches.

Young woman removing eye makeup by cotton pad eyes closed.

  • No diferenciar nuestro tratamiento cosmético en función de la zona a tratar

¿Eres de las que se pone el mismo producto en todas partes? ¿Te aplicas la crema facial también en el contorno de los ojos?  Pues lamentablemente no lo estás  haciendo bien. Las necesidades de la piel no son las mismas en todas las zonas con lo que es imposible que un solo producto cubra las diferentes necesidades. Las cremas faciales no pueden tratar de forma correcta el contorno de los ojos y en la mayoría de los casos lo único que consiguen es asfixiar su delicada piel. Los productos específicos para el contorno de los ojos contienen activos específicos para estimular la circulación, activar el drenaje linfático, mejorar el aspecto de ojeras, bolsas y arrugas con texturas adecuadas que no sobre engrasen esta delicada zona y que no provoquen irritación.

vivhi3

  • Exfoliar demasiado la piel

Exfoliar la piel de forma periódica es un hábito muy beneficioso si queremos mantener fresca y joven nuestra piel pero si abusamos, puede llegar a ser perjudicial. La exfoliación tiene un componente sensorial positivo que puede hacer que abusemos de ella. Después de exfoliarnos la piel tenemos la agradable sensación de que nuestra piel está más limpia, más suave y con las imperfecciones menos visibles. Pero aunque nos sintamos tentados a exfoliarnos más de una vez a la semana debemos tener en cuenta que no generamos tanta cantidad de células muertas con lo que en realidad estaríamos eliminando células vivas y necesarias para mantener la integridad de la piel. Al retirar esa capa de células, lo único que conseguimos es dejar nuestra piel desprotegida frente a los agentes externos además de que si lo hacemos de forma habitual corremos el riesgo de engrosar nuestra piel por un efecto rebote. La frecuencia dependerá del tipo de piel y del producto que utilicemos pero en cualquier caso nunca debemos abusar.

bb876af0d6f370fa68f116db5bb072c9

  • No revisar tu rutina cosmética

¿Hace años que utilizas la misma crema? Si estás en esa situación lo más probable es que tu  crema ya no esté tratando tu piel correctamente. Es evidente que con el paso del tiempo la piel cambia de manera que tu rutina cosmética debe adaptarse a las nuevas necesidades. Revísala si llevas más de dos años con el mismo producto o si tu piel cambia con los cambios estacionales

250a50090225b10f195dc57306fc9595

  • Cambiar constantemente de producto

En el caso contrario está quien cambia constantemente de crema. Si eres de las que tienes varios productos de tratamiento diario en tu baño y los utilizas sin ningún tipo de criterio no le estás haciendo ningún bien a tu piel. Por norma general los productos necesitan una media de 2-3 meses para mostrar sus resultados definitivos sobre nuestra piel. El cambiar constantemente de tratamiento no solo no permite que las cremas actúen con todo su potencial si no que, además, podemos sobrecargar y estresar nuestra piel al aplicar tantos activos. Por otro lado, puede ser que algunos de los activos que componen las diferentes cremas que estás utilizando sean incompatibles entre ellos y puedan generar algún tipo de respuesta adversa en tu piel.

901174190fb9aa035616eade7db7fb20

  • No limpies demasiado tu piel

Un exceso de limpieza puede dejar tu piel desprotegida y expuesta a los agentes externos. Por norma general, una limpieza superficial por la mañana y una más profunda por la noche antes de aplicar tus productos de tratamiento nocturno son más que suficientes para mantener tu piel en buen estado. Si tienes la necesidad de refrescar tu piel a media jornada, hazlo de forma suave con un algodón impregnado en tónico. Este simple gesto devolverá la sensación de limpieza a tu piel sin eliminar su capa protectora.

limpiar tu piel

  • No limpies tu piel con productos que no estén formulados específicamente para ese fin

Limpiarse la piel con gel de ducha o jabón de manos es uno de los errores más frecuentes en los que a cuidados cosméticos se refiere. Estos productos suelen ser demasiado detergentes y resultan agresivos para la delicada piel del rostro. Opta siempre por productos adaptados a tu tipo de piel.

GLYCOLIC WASHING FOAM

  • No apliques el protector solar antes de tu crema

El protector solar siempre debe aplicarse después de la crema hidratante para que el filtro pueda ofrecer el máximo de protección frente a la radiación. La mayoría de los protectores solares contienen filtros físicos que necesitan mantenerse en la superficie de la piel para poder ejercer su poder de refracción de los rayos solares. Si lo aplicaras como primer paso de tus cuidados faciales perderías parte de su capacidad de protección.

4069 - Sun Pocket Fluid SPF 50+

  • No manipules las imperfecciones

Granitos y puntos negros son muchas veces el centro de nuestra atención y no podemos evitar manipularlos ocasionando muchas veces daños graves en nuestra piel. La próxima vez que te sientas tentado a apretarlos, piensa que lo que generas es una lesión en la piel que por un lado puede infectarse y por el otro puede dejar una marquita, haciendo que un grano que en principio duraría una semana se pueda alargar varias más. Lo ideal es mantener la zona limpia y aplicar de forma frecuente productos secantes y anti bacterias que hagan desaparecer las imperfecciones lo antes posible y sin provocar daños en la piel.

A0215 - corrective cream

  • No utilices productos que no sean adecuados a tu tipo de piel

Aplicarse en la piel lo primero que caiga en tus manos no siempre da buen resultado. Si el producto está formulado para una piel más madura que la tuya  lo más probable es que te la sientas grasa y hasta podría salirte algún granito. Asegúrate siempre de que lo que utilizas es compatible con tu piel.

Y por último, desde Bruno Vassari te recomendamos que periódicamente te pongas en manos de una profesional de la belleza para que te haga un diagnóstico exhaustivo de tu piel y te asesore de los productos que mejor se adapten a tu piel en cada momento.

118ceee0ef0f24c3e828f08ac1c5f813

COMO PREPARAR LA PIEL ANTES DEL MAQUILLAJE

COMO PREPARAR LA PIEL ANTES DEL MAQUILLAJE

Seguro que en más de una ocasión has oído decir que la piel es un lienzo sobre el que realizar nuestro maquillaje y, no es que nos guste tirar de frases trilladas, pero es que esta realmente es muy cierta. A mejor esté la superficie sobre la que vas a realizar el maquillaje mejor resultado tendrás de la misma manera que resulta mucho más fácil dibujar sobre una superficie lisa que sobre una irregular.

En el post de hoy queremos darte las claves para preparar tu piel antes del maquillaje y que puedas obtener los mejores resultados. Consigue una piel con “efecto Photoshop siguiendo unas simples pautas.

  • Paso 1: limpia

La limpieza es uno de los pasos más importantes antes de realizar un maquillaje. Es imprescindible que la superficie sobre la que vamos a trabajar esté completamente libre de productos aplicados con anterioridad para que se fije mucho mejor y aguante más tiempo sin brillos. Limpia y tonifica tu piel y te asegurarás un resultado más prolongado, natural y favorecedor.

POST .001

  • Paso 2: hidrata

Tras la limpieza, lo siguiente que debes hacer es aplicar contorno de ojos (importantísimo) así como tu hidratante facial. Muchas veces cometemos el error de no hidratar antes y el resultado es un maquillaje poco regular, como a parches, lo que aporta un efecto poco favorecedor. Esto es debido a que la piel absorbe la base hidratante del producto en aquellas zonas que están más secas, dando una cobertura irregular que restará naturalidad al maquillaje. Si tu piel está hidratada la base se deslizará mucho mejor y se fijará igual por todo el rostro.

POST .002

  • Paso 3: utiliza un flash de belleza

Para ocasiones especiales, si quieres darle un extra reafirmante a tu piel y conseguir que el maquillaje dure aún más, puedes utilizar un flash de belleza. La mayoría de estos productos vienen presentados en fórmulas mono dosis  o en cantidades reducidas dado que su alta concentración los hace más sensibles al deterioro una vez abiertos. Para conseguir el efecto tensor y potenciarlo al máximo, aplícalo mediante toquecitos, aplica el suero con efecto flash, insistiendo en las zonas que presentan más arrugas. Es importante que lo apliques con tecleteos para que el producto se fije en la piel y al secarse genere la tensión superficial que provocará el efecto lifting.

También puedes utilizarlas como un sérum SOS para aquellos días en los que no te puedes permitir tener mala cara. Si sabes que vas a dormir poco y al día siguiente tienes compromisos ineludibles utilízala por la noche como sérum antes de irte a dormir. Por la mañana tu piel estará mucho más luminosa y tersa, y si la vuelves a aplicar por la mañana, definitivamente le habrás ganado la batalla al cansancio.

POST .003

  • Paso 4: maquilla

Si has aplicado un suero con efecto flash lo ideal es que esperes hasta que se seque completamente antes de aplicar el maquillaje y, cuando lo hagas, sea con una esponjita y siempre mediante toquecitos y sin arrastrar para conservar al máximo el efecto tensor que nos ha proporcionado el flash de belleza.

Si sigues estos sencillos pasos verás como tu maquillaje, además de verse mucho más bonito, aguantará horas y horas como recién aplicado. ¡Te olvidarás de los retoques!

POST .004

EL ABC DE LOS EXFOLIANTES

EL ABC DE LOS EXFOLIANTES

La piel es algo fantástico. Es un mecanismo con un diseño tan perfecto que es capaz de protegerse y regenerarse por ella misma pero, como todos los mecanismos, está sujeta al desgaste del tiempo y esto afecta a su calidad y a su aspecto externo. Es en este punto dónde adquieren especial importancia los cosméticos y en concreto los exfoliantes.

Uno de los procesos que más se ve afectado debido al envejecimiento cutáneo es el de la regeneración natural de la piel. Durante la juventud nuestra piel se desprende a diario de las células muertas y las reemplaza por células nuevas. A medida que cumplimos años, este proceso se va ralentizando progresivamente con lo que la regeneración natural de la piel se hace cada vez más lenta y esto se traduce en la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Gracias al proceso de renovación celular, una piel joven cambia las células de toda la superficie corporal cada 28 días aproximadamente pero a partir de los 30 años, las células nuevas no reemplazan a las viejas con tanta facilidad lo que hace que las capas cercanas a la superficie se vuelvan más gruesas y menos luminosas. Esta ralentización en la formación de nuevas células da pie a una piel más desvitalizada y apagada, así como a la aparición de las primeras arrugas. Y es en este momento donde los exfoliantes adquieren una importancia vital ya que ayudan al desprendimiento de todas esas células muertas que obstruyen la correcta respiración de la piel.

Exfoliante

¿Qué son los exfoliantes?

Como ves, los exfoliantes son la solución cosmética al problema de ralentización en la regeneración de la piel. Se trata de productos que eliminan las células muertas haciendo que la superficie de nuestra piel se vea más suave y más lisa a la vez que la mantienen más fresca y joven y con un plus de luminosidad.

Tipos de exfoliantes

Salvando las características particulares de cada uno de los exfoliantes que hay en el mercado, podríamos agruparlos en 4 tipos:

  • Exfoliantes físicos o mecánicos
  • Exfoliantes químicos
  • Exfoliantes enzimáticos
  • Exfoliantes electrónicos
  • Los exfoliantes físicos o mecánicos son aquellos que eliminan las células muertas mediante la acción de frotar un producto o material sobre la piel, consiguiendo de esta manera un arrastre de las células muertas. Es decir que en este caso el pulido de la piel se consigue gracias a los gránulos que contiene el peeling.
  • Los exfoliantes enzimáticos son los más suaves ya que eliminan las células muertas por disgregación de las mismas. En este caso no hay partículas que, mediante acción mecánica, eliminen las células muertas sino que las enzimas degradan la queratina y eliminan las células muertas de una manera extremadamente respetuosa con la piel. Por norma general suelen estar formulados a base de enzimas papaya (papaína) y de piña (bromelaína) que, tras un periodo de exposición, dejan la piel libre de células muertas al retirar el producto de la piel.
  • Los peelings químicos actúan disolviendo los enlaces que mantienen unidos los queratinocitos. Al liberarse de su anclaje, las células que forman parte de nuestra piel son mucho más fáciles de eliminar, de manera que la piel se exfolia y se renueva sin que tengamos que hacer ninguna manipulación sobre la piel. En el mercado existen multitud de peelings químicos en función del activo utilizado y de su concentración, y que dan lugar a peelings superficiales, medios o profundos. Entre los activos más utilizados para este propósito encontramos los Alfa-Hidroxiácidos como el Ácido Glicólico o el Láctico, y los Beta-Hidroxiácidos como el Ácido Salicílico.
  • Por último, la exfoliación electrónica engloba los peelings que se realizan mediante láser o sistemas de luz pulsada que engloban desde el resurfacing a base de dióxido de carbono o el IPL.

 

¿Es necesario exfoliar la piel?

Por norma general podríamos decir que la exfoliación es recomendable antes de los 30 e imprescindible después de esta edad. Así que la respuesta es sí, aunque siempre escogiendo un producto que se adapte perfectamente a las necesidades de tu piel y que realice el proceso de una manera suave. 

Debemos tener en cuenta que las células de la capa externa  están muertas, por lo tanto no tienen irrigación sanguínea y si no se desprenden al ritmo adecuado engrosan la barrera natural que conforma la piel, aportando un aspecto rugoso y poco transparente. Este engrosamiento de la piel también provoca que los tratamientos sean menos efectivos ya que la barrera que deben atravesar para llegar a los tejidos diana es mucho más gruesa.

Por otro lado, es importante que te dejes asesorar a la hora de escoger el mejor exfoliante para tu piel. Es cierto que la exfoliación supone una agresión, que aunque controlada y necesaria, puede dañar la piel si no se realiza de forma adecuada. Es por esto que es importante que escojas el producto adecuado y que te asesoren en cómo hacerlo de una manera segura para tu piel.

Exfoliante

¿Qué exfoliante es el más adecuado para mi piel?

Cada tipo de piel debe exfoliarse de una manera determinada. Nos referimos no solo al tipo de producto que utilices para exfoliarte si no que también hacemos referencia a como debes hacerlo y con qué frecuencia.

Si tu piel es sensible debes escoger geles o cremas exfoliantes suaves formulados con partículas que no sean de origen natural. Piensa que al triturar los huesos o pepitas de las frutas, las partículas que se obtienen siempre son aristadas ya que es imposible conseguir una esfera perfecta. En cambio, las partículas plásticas se fabrican buscando esferas perfectas, que no tengan aristas que puedan dañar la piel, lo que hace que sean bien tolerados hasta por las pieles más delicadas. Siempre es mejor exfoliar suave pero regularmente, que hacer una exfoliación muy profunda y no volver a exfoliar la piel de nuevo en un largo período de tiempo. Otra opción muy recomendable para las pieles sensibles son los peelings enzimáticos, que eliminan células muertas sin que haya fricción sobre la piel.

Si tu piel es seca opta por exfoliantes de grano medio, preferiblemente en textura crema para que la acción abrasiva del peeling se contrarreste con la base protectora de este tipo de peelings y la piel no quede desprotegida.

Si tu piel es rugosa al tacto y ligeramente asfixiada y engrosada, puedes optar por los peelings mecánicos algo más abrasivos. Este tipo de exfoliantes reciben el nombre de “microdermoabrasión” y son ideales para pulir las capas externas de la piel cuando el tacto no es lo suficientemente suave.

En cambio, si tienes problemas de pigmentación o tu piel es grasa, opta por los exfoliantes químicos que limpiarán en profundad la piel y eliminarán los cúmulos de melanina en la superficie de la piel aclarando las manchas.

Como ves, los exfoliantes son los grandes aliados para el cuidado básico de nuestra piel. ¿Y tú? ¿ya sabes cuál es el tuyo?

¿CONOCES TU TIPO DE PIEL?

¿CONOCES TU TIPO DE PIEL?

Conocer con exactitud nuestro tipo de piel debería ser tan necesario como saber cuál es nuestro grupo sanguíneo.  Las necesidades de la piel están íntimamente ligadas a la tipología a la que pertenece de modo que si sabemos en qué grupo nos encontramos nos resultará mucho más fácil proporcionarle los cuidados necesarios y no cometer errores debidos al desconocimiento.

El modo en que nos la cuidamos, los productos que aplicamos o incluso el maquillaje que escogemos debe estar directamente ligado a nuestro tipo de piel y, aunque parezca una cosa simple, muchas son las personas que reconocen no saber exactamente en qué categoría se encuentran.

Tipos de piel

En términos generales existen 4 tipos básicos de piel:

  • Piel normal
  • Piel seca
  • Piel grasa
  • Piel mixta

¿Sencillo verdad? Pues la verdad es que en la práctica no lo es tanto ya que cada piel tiene unas características propias que a veces nos confunden y nos hacen auto clasificarnos en el grupo equivocado y esto, a su vez, nos puede llevar a utilizar productos que pueden no ser los más adecuados y causar efectos indeseados.

Para que todo esto no nos ocurra repasaremos detalladamente las características generales de cada tipo de piel con el objetivo de reconocer en que grupo nos encontramos.

La piel normal: la piedra filosofal de los tipos de piel

La piel normal es aquella que a todos nos gustaría tener. En realidad es un tipo de piel que es casi una leyenda urbana por lo poco frecuente que es. Pocos son los afortunados que pueden presumir de tener la piel en perfectas condiciones gracias solo a la genética.

La piel normal, o piel eudérmica, es aquella que no tiene problemas a destacar. Presenta poros finos, buena circulación sanguínea, textura aterciopelada, suave y lisa, ausencia de impurezas y un favorecedor color rosado. Es decir, lo que en lenguaje coloquial llamaríamos una piel bonita.

Piel Normal

Piel seca: la piel con sed

Este tipo de piel se caracteriza por un déficit en la secreción de sebo por parte de las glándulas sebáceas, con lo que, al disponer de menos lípidos, la piel está menos protegida frente a las agresiones externas y resulta más difícil retener la humedad natural. La piel seca suele tener una incómoda sensación de tirantez, a la vez que se ve opaca, apagada y descolorida. En la mayoría de los casos suele ser una piel fina con tendencia a descamarse debido a la falta de hidratación.

Aunque visualmente suele ser una piel bonita no hay que bajar la guardia en cuanto a su cuidado ya que es propensa a la aparición de arrugas prematuras y envejece peor que otros tipos de piel.

Piel Seca

La piel grasa: la más temida

La piel grasa se caracteriza por una sobreproducción de sebo, comúnmente conocido como seborrea. Esto le da a la piel unas características muy fáciles de identificar: poros abiertos y muchas veces obstruidos, brillos, piel gruesa y en muchas ocasiones desvitalizada y opaca. La sobreproducción de sebo es la causa directa de la aparición de granitos e impurezas.

Aunque es cierto que visualmente no es una piel bonita no todo son cosas negativas. Debido a la sobreproducción de sebo suele tratarse de una piel altamente resistente y a la que el paso del tiempo trata mejor que a las pieles secas con lo que son más resistentes al proceso de envejecimiento cutáneo y a la aparición de arrugas.

Piel Grasa

La piel mixta: la más generalizada

La piel mixta o combinada presenta características de los dos tipos de piel anteriores  en dos zonas diferenciadas del rostro. Es decir, una zona T (barbilla, mentón y frente) con características similares a la piel grasa en contraste con unas mejillas entre normales y secas.

Es una piel que en ocasiones no resulta fácil de tratar ya que al tener diferentes necesidades debemos buscar un producto que se ajuste a las dos zonas. Hoy en día en el mercado hay multitud de productos especialmente formulados para tratar este tipo de piel.

Piel Mixta

¿Cuáles son las necesidades de cada tipo de piel?

Una vez reconocida la tipología en la que nos encontramos es mucho más fácil aportarle justo aquello que necesita. En términos generales, las pieles secas necesitan nutrición que les aporte elasticidad y confort, las grasas necesitan controlar la actividad de las glándulas sebáceas para limitar la producción de sebo y las mixtas necesitan utilizar productos ligeros que no engrasen la piel pero que sean lo suficientemente hidratantes como para que las zonas secas estén protegidas. Pero veamos con detenimiento las necesidades y cuidados de cada una de ellas.

  • Lo que la piel normal necesita

Si te encuentras entre los afortunados poseedores de este tipo de piel te ha tocado el más fácil de los tratamientos. Preocúpate simplemente de buscar tratamientos que aporten hidratación para mantener el buen estado de la piel utilizando productos suaves de limpieza que mantengan la piel limpia pero sin desengrasarla en exceso. Exfóliate de forma periódica con productos suaves.


  • La piel seca

La piel seca es una piel aparentemente bonita pero altamente frágil aunque es cierto que con no demasiados cuidados se mantiene en buen estado. Si has reconocido tu piel como tal, límpiala preferiblemente con leche limpiadora y tónico para eliminar la suciedad respetando al máximo la protección de la piel para que no se reseque. Aplica siempre una hidratante por las mañanas y por las noches cámbiala por una nutritiva que durante la noche reponga los lípidos de los que carece tu piel seca. No abuses de la exfoliación para no dejar la piel excesivamente desprotegida.


  • La piel grasa

Al contrario de lo que mucha gente piensa, la piel grasa es una de las que más cuidados y constancia necesita. Lo primordial, si tienes este tipo de piel, es que la mantengas limpia con un producto adecuado para su limpieza.   Por otro lado, no cometas el error de no usar hidratante por miedo a que te salgan granitos. No te resultará difícil encontrar productos especialmente formulados para tratar la piel grasa y que, a la vez que hidraten, normalicen y mantengan la piel mate durante mucho más tiempo. Si no hidratas tu piel, ésta se sentirá desprotegida y empezará a segregar aún más sebo para suplir esa necesidad con lo que al final tu piel acabará brillando mucho más. Por otro lado no abuses de la exfoliación. En las pieles grasas es necesaria pero si abusas corres el riesgo de sensibilizar la piel y provocar un efecto rebote. Se constante con la limpieza dos veces al día utilizando un producto adecuado y verás rápidamente la mejora en tu piel.

Y hasta aquí el post de hoy. ¿Te hemos ayudado a reconocer tu tipo de piel?

  

 

¿PRESTAS A TU ESCOTE LA ATENCIÓN QUE SE MERECE?

¿PRESTAS A TU ESCOTE LA ATENCIÓN QUE SE MERECE?

Hoy nuestro protagonista es el escote. Seguro que el verano ha causado estragos en él y ahora ha llegado el momento de arreglar lo que el sol ha estropeado.

La piel de esta zona es muy delicada y es una de las que más sufre con el paso del tiempo. El verano suele ser especialmente duro con él ya que no siempre le prestamos la atención que se merece así que ahora es el momento de reparar los daños ocasionados por la radiación solar ocasionada durante los meses de verano.

neck skin

La piel del escote, ¿alguien se acuerda de ella?

La verdad es que muy poca es la gente que reconoce dedicar cuidados especiales a la zona del escote. En el mejor de los casos le aplicamos hidratación diaria pero con esto ni siquiera cubrimos las necesidades mínimas de esta zona tan exigente.

Las necesidades de la piel del escote son similares a las de nuestro rostro; envejece, es sensible a la aparición de manchas y arrugas, es mucho más fina que el resto… es decir que todo  conjura para que la piel de esta zona envejezca y nos exige unos cuidados extra si queremos evitarlo.

neck

Comparte la protección solar

La zona del escote es una de las más expuestas al sol y una de las que presenta un nivel más bajo de melanina, hecho que favorece la aparición de manchas. Una de nuestras recomendaciones es que apliques la misma protección solar en el escote que en el rostro y, por supuesto, siempre valores altos de protección solar.

sun protection

Comparte tus tratamientos faciales

No seas avara y lleva tus tratamientos faciales más allá de la barbilla y el cuello. La piel de nuestro escote comparte muchas características con la piel de nuestro rostro así que los cuidados que recibe también deberían ser similares. 

El cuello y el escote tienen una piel más fina, con menos glándulas sebáceas y menor cantidad de tejido adiposo y conjuntivo,  la cantidad de lípidos es menor y todo esto hace que la piel esté más desprotegida y sea mucho más sensible. Así que no podemos tratarla con los mismos productos con los que tratamos el resto del cuerpo si queremos que esta zona envejezca de la mejor manera posible, ya que sus características y sus necesidades son completamente diferentes.

Skin Restore

Empezamos por la exfoliación

Otra de las cosas que debes tener en cuenta es no utilizar en el escote el mismo exfoliante que para el resto del cuerpo ya que al tratarse de una piel más fina, éste resultará demasiado agresivo. Utiliza, en cambio, el mismo que te aplicas en el rostro ya que su dureza se ajusta mucho más a las necesidades de esta zona. Exfoliarte con productos agresivos puede hacer que la piel quede demasiado expuesta y sensibilizada, lo que facilitará que se acelere el envejecimiento cutáneo y se acentúen las arrugas.

scrub

Sigue con los productos de uso diario

Extiende tu rutina cosmética facial hasta la zona del escote si quieres evitar que el paso de los años deje huella en esta zona. 

La hidratación es básica para evitar que se marquen las arrugas, así que no olvides dar a tu piel la hidratación que necesita en cada momento. Si tu piel está muy seca, las arrugas se marcarán mucho más que si está perfectamente hidratada debido a la falta de elasticidad y además, evitarás la formación de nuevas arrugas.

Cell Active

Y acaba con los productos de tratamiento

Si te aplicas una mascarilla en el rostro recuerda extenderla hasta el escote. Este sencillo gesto luchará contra el envejecimiento de la piel y te eche años encima.

Como ves, mantener el buen estado de tu escote es sencillo y solo implica llevar un poco más allá de la mandíbula tus tratamientos faciales habituales. Este sencillo gesto te asegurará mantener la piel del escote en excelentes condiciones y reparar los daños ocasionados por el sol durante el verano. Mantén estos sencillos cuidados durante el resto del año y no será tu escote quien revele tu edad.

Facial mask

LUCE UÑAS BONITAS CON UNOS SENCILLOS GESTOS

LUCE UÑAS BONITAS CON UNOS SENCILLOS GESTOS

Lucir unas uñas sanas y bonitas no es difícil en absoluto. Solo sigue estas fáciles recomendaciones y tendrás unas uñas de anuncio antes de lo que te imaginas.

Como en todo, la base es la hidratación

 

88d2606d0a4e13f7aee56dbaf39dd2c5

 

Hidratar las uñas a diario es una de las bases para que estén siempre perfectas. La composición de nuestras uñas es muy similar a la de nuestra piel, así que, la hidratación también es necesaria para ellas. Las uñas también se secan y es por eso que debemos asegurar su hidratación diaria. 

Y ahora tú te preguntarás “y si las llevo esmaltadas, ¿cómo puedo asegurar su hidratación?” La respuesta es muy sencilla; nuestras uñas se nutren básicamente de la zona de las cutículas, de manera que el simple gesto de aplicar un aceite en esta zona proporcionará la hidratación y nutrición necesaria para mantener su salud.

No abuses de la lima; utiliza las tijeras

nail scissors

Cuando te arregles las uñas, utiliza la lima solo lo justo. Muchas veces cometemos el error de utilizarla en exceso incluso cuando queremos pasar de una uña larga a una corta. El uso excesivo de la lima puede provocar que tus uñas se des laminen, debido al movimiento de vaivén que realizamos con la lima. Así que, empieza cortando con las tijeras y acaba puliendo con la lima; ahorrarás tiempo y tu uña sufrirá menos. 

Sobra decir que nunca, bajo ningún concepto, debes arrancarlas cuando quieras cortarlas. Hacerlo supone un traumatismo para la uña que puede llegar a causar incluso lesiones dolorosas.

No cortes las cutículas

como-utilizar-los-palitos-de-naranjo

 

Las cutículas tienen una clara función de protección y cuidado de nuestras uñas así que lo mejor es no cortarlas para no dejarlas desprotegidas. En su lugar, imprégnalas de removedor de cutículas y retíralas hacia atrás con un palito de naranjo; así utilizarás los alicates solo para lo necesario. Abusar de los alicates, en muchos casos, también provoca que las cutículas crezcan más y más duras. Además, si las cuidas y las mantienes nutridas, al estar hidratadas, no se verán.

No las muerdas

d8d3b9ff572f003787a351119b9841a1

 

 

Morder las uñas, además de no ser estético, provoca  un traumatismo sobre ellas. Morderlas altera su forma original ya que provoca que se retraigan hacia la cutícula. Por otro lado, puede originar infecciones y hará que tus cutículas se vean secas y descuidadas.

Haz del pulidor el nuevo mejor amigo de tus uñas

901e306117f2f87be520162d8af006db

 

Utilizar el pulidor de uñas te asegurará mantenerlas lisas y libre de irregularidades. Primero deberás pasar la parte más rugosa por toda la superficie cuidadosamente y después la parte lisa, de forma enérgica para sacar el brillo de la uña.

Hazte la manicura en un centro especializado

Nail

De vez en cuando es buena idea ponerte en manos de una profesional para que te haga  un tratamiento más en profundidad y te mantenga las cutículas bajo control. Una exfoliación más una buena mascarilla obrará el milagro en tus manos.

Como ves, lucir unas uñas cuidadas no te llevará demasiado tiempo. Si sigues estos consejos tus uñas se verán tan bonitas que ¡no podrás dejar de mirarlas!