ALARGA TU BRONCEADO DESPUÉS DEL VERANO

Tras el verano, si hay algo que nos resistimos a perder es el bronceado que tanto nos ha costado conseguir. En post anteriores ya te hemos hablado sobre cómo cuidar nuestra piel antes, durante y después del sol. Hoy te damos las claves para que tu tono dorado  no desaparezca rápidamente tras tus vacaciones.

sept1

En primer lugar debes tener en cuenta que, el cómo te bronceas, es clave para hacer tu bronceado más duradero. Con lo que uno de los secretos para mantenerte bronceada más tiempo es hacerlo de una manera segura y responsable. Aún así,  existen unos sencillos trucos para prolongar tu bronceado más allá de la semana de vuelta de vacaciones.

Como ya te hemos explicado en post anteriores, el bronceado aparece porque, ante la exposición solar, los melanocitos liberan  melanina que se acumula en la epidermis. Las células de la epidermis se renuevan cada mes o mes y medio, con lo que este es el margen de duración del bronceado. Es decir que estamos bronceados hasta que las células de nuestra piel que han sido expuestas al sol finalizan su proceso de regeneración epidérmica y se desprenden de la piel. Esto funciona así siempre y cuando tu piel no haya sido agredida excesivamente por el sol. En el caso de que te hayas quemado, tu piel se pelará y tu bronceado desaparecerá mucho más rápido.

sept2

Entonces, la pregunta es: ¿cómo conseguir que nuestra piel conserve ese tono dorado tan favorecedor que nos hace sentir que aún llevamos algo del verano dentro de nosotros?

sept3Una de las claves es la alimentación. Igual que para conseguir un bronceado espectacular, debemos llenar nuestra mesa de alimentos ricos en betacarotenos. Para conservar el color durante más tiempo come sin límite alimentos como  melón, sandía, tomate, zanahoria, pepino…

Además, al ser alimentos bajos en calorías te ayudan a recuperar unos hábitos alimentarios saludables después de los excesos de las vacaciones.

Lo siguiente que debes tener en cuenta es la hidratación; tanto por dentro como por fuera. Hidratarse a todos los niveles es fundamental para mantener la integridad de la piel así que intenta beber unos 8 o 10 vasos de agua al día para asegurarte de que mantienes tus niveles hídricos. En cuanto a la hidratación externa, no dejes de aplicar hidratante tras la ducha a diario. También puedes seguir aplicando tu after sun ya que la mayoría de estos productos contienen activos que te ayudarán a prolongar tu bronceado.

sept4

La exfoliación es otro de los puntos clave para mantener tu bronceado. Existe la falsa creencia de que si te exfolias la piel eliminas el moreno. Esto es totalmente falso. La realidad es que si te exfolias la piel conseguirás un bronceado más duradero y uniforme ya que eliminas las células muertas que le dan un tono opaco y pardusco a tu piel. Para ello escoge productos que no sean agresivos y que eliminen las células muertas de forma suave. Recuerda que el sol ya ha agredido lo suficiente tu piel.

Por último, utiliza uno de tus mejores aliados para mantener el color: los autobronceadores. Estos milagros sin sol potenciarán tu color natural haciendo que tu bronceado se alargue mucho más en el tiempo.

Autobronceador

Así que, como ves, mantener tu bronceado durante más tiempo es fácil si sigues estas sencillas pautas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *