LA BASE DE MAQUILLAJE PERFECTA II

LA BASE DE MAQUILLAJE PERFECTA II

Hace un tiempo te dábamos las claves para que acertaras al escoger el color de tu maquillaje en base al subtono de tu piel (AQUÍ). Hoy te damos las claves para que encuentres la base de maquillaje perfecta teniendo en cuenta cuáles son tus necesidades y el efecto que buscas al aplicártela.

Un mismo producto, una misma acción,  mil presentaciones

En el mercado encontrarás bases líquidas, compactas, en polvo, en crema, en barra… Muchas veces nos movemos en un mar de dudas y no sabemos cual escoger ni cual funcionará mejor en nuestro tipo de piel. Si queremos que el resultado sea natural y favorecedor tan importante es escoger el color adecuado como la textura que potencie la belleza natural de nuestra piel.

Está claro que la función principal del maquillaje es iluminar e igualar el tono de la piel pero para conseguir ese efecto existen mil opciones diferentes que prometen ese resultado. Así pues, ¿cómo escoger la base perfecta? ¿Qué textura es la que mejor se adapta a mi tipo de piel? ¿Todas las bases proporcionan el mismo grado de cobertura?

Los diferentes productos que hay en el mercado aportan multitud de efectos diferentes sobre la piel así que además del tono, debes tener en cuenta cual es tu tipología para que el maquillaje se ajuste a ella, actúe como una segunda piel y el resultado final sea el que estás buscando. La variedad no radica exclusivamente en el color y en la textura, si no que también deberás tener en cuenta el grado de cobertura que buscas. Muchos aspectos a tener en cuenta, ¿verdad? Vayamos por partes para hacerlo más sencillo.

Como elegir la base maquillaje perfecta

Los diferentes tipos de bases

Las opciones en cuanto a bases de maquillaje son cada vez más amplias pero en términos generales podríamos decir que existen los siguientes tipos: fluido, barra, base compacta, base en polvo y mouse.

Los maquillajes fluidos aportan un resultado natural unificando la piel y permiten modular la cobertura  en función de cómo lo apliquemos y de las capas que hagamos del mismo. Tienen la ventaja de aportar luminosidad y dejar el rostro aterciopelado.

La base compacta cremosa proporciona una cobertura media-alta con un acabado sedoso y resulta ideal para realizar retoques a lo largo del día ya que se aplican fácilmente con una esponjita. Son la fórmula ideal para llevar en el bolso y maquillarnos sobre la marcha.

El maquillaje en barra o panstick tiene su origen en los maquillajes para teatro y televisión debido a su alta cobertura, aunque actualmente existen versiones más ligeras y menos cubrientes adaptadas al maquillaje de calle, muy fáciles de aplicar aunque no destaques por tus dotes con el maquillaje. Escoge este formato cuando busques una opción altamente cubriente pero que sea rápida y fácil de aplicar.

Las bases en polvo suelen tener una cobertura ligera y son la opción perfecta para quien solo quiere dar un toque a la piel pero sin que ésta se vea maquillada. Por el contrario, no aportan gran cobertura ni durabilidad así que suelen utilizarse para los retoques a lo largo del día o para matificar y fijar las bases fluidas.

Las bases mouse fueron toda una revolución debido a lo novedoso de su textura y al efecto fresco y jugoso que aportan y son una opción a tener en cuenta para el maquillaje diario de las pieles jóvenes que no necesiten cubrir demasiadas imperfecciones.

Ahora ya conocemos cuales son, en términos muy generales, cuáles son nuestras opciones a escoger. Ahora solo nos queda emparejarlas con los diferentes tipos de piel y los resultados que queremos conseguir.

Base de maquillaje

  • Si tu piel es normal

Si tienes la suerte de tener la piel normal la verdad es que puedes escoger casi cualquier tipo de base de maquillaje y tan solo deberás tener en cuenta el tono de tu piel y el efecto final que estés buscando. Opta por polvos compactos cuando solo quieras igualar el tono para conseguir un efecto natural de “cara lavada” y bases fluidas cuando busques un resultado más sofisticado y cubriente.

Piel Normal

  • Si tu piel es seca

En este caso el objetivo de tu maquillaje debe ser, no solo embellecer tu piel, si no también aportar hidratación y mantenerla protegida frente a los agentes externos. Si perteneces a este grupo, la mejor opción es optar por un maquillaje fluido enriquecido con agentes hidratantes que aporte un resultado natural y unifique el tono de la piel a la vez que la hidrate. Las bases fluidas aportan luminosidad, dejan el rostro aterciopelado y con una agradable sensación de elasticidad que previene que se marquen las arrugas  y las líneas de expresión a lo largo del día.

Piel Seca

  • Si tu piel es grasa

A las pieles grasas les suele costar encontrar una base de maquillaje que cubra, mantenga a raya los brillos y deje un aspecto natural. Por norma general, este tipo de piel necesita una base libre de grasa que no obstruya los poros y ayude a mantener la piel mate durante más tiempo. En estos casos, lo más adecuado es optar por maquillajes compactos que absorban los brillos y permitan retoques a lo largo del día. Otra opción pueden ser maquillajes con textura mouse que poseen una textura ligera micro-aireada que resulta ideal para estas pieles.

También existen bases fluidas sin aceites especialmente formuladas para las pieles grasas que suelen aportan una cobertura medio-alta ideales para ocasiones en las que se busca un resultado más cubriente.

Piel Grasa

  • Si tu piel es mixta

Si estás en esta categoría lo que debes hacer es buscar una base especialmente formulada para cubrir las necesidades de las dos zonas. Lo ideal es optar por una base fluida de textura ligera y que sea libre de aceites para controlar los brillos de la zona T pero que sea lo suficientemente hidratante para que las zonas más secas estén protegidas. Opta por bases minerales en polvo para el día a día y bases fluidas para aquellas ocasiones en las que quieras mayor cobertura. Huye de las bases específicas para pieles grasas ya que serán demasiado secas para las zonas que no son grasas y lo más probable es que se cuarteen y tengas una sensación poco confortable a lo largo del día.

Piel Mixta

Y hasta aquí el post de hoy. Ahora lo tienes un poco más fácil para encontrar la base de maquillaje que haga que tu piel brille con luz propia. Esperamos haber resuelto algunas dudas y que la búsqueda de la base perfecta ya no sea un imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *