COLÁGENO

El colágeno es una de las proteínas más importantes de nuestra piel. Muchos son los productos que lo utilizan como reclamo cosmético ya que de todos es sabido que esta famosa proteína es básica para el funcionamiento de la piel.

colageno

Pero, ¿cuánto sabes sobre él? ¿Sabes dónde radica su importancia y por qué debemos tenerlo en cuenta? En el post de hoy el colágeno es el protagonista. Sigue leyendo si quieres conocer más sobre la proteína clave en el proceso de envejecimiento de nuestra piel.

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína que se encuentra de forma exclusiva en el reino animal y representa uno de los pilares principales que sustenta nuestro organismo. Actúa como componente fundamental de nuestra piel representando el 70% de su peso total, siendo así el principal componente de la dermis.

colageno 2

En la piel esta proteína forma una retícula tridimensional que asegura  consistencia y elasticidad a los tejidos, haciendo que tenga mejor aspecto y se vea joven y fresca.

Funciones del colágeno

Entre sus muchas funciones el colágeno es el responsable de que nuestra piel sea resistente y elástica, así como de que tenga vello y uñas.

Una de las acciones principales del colágeno es unificar las moléculas de agua participando así de manera decisiva en la hidratación de la piel.

A partir de los 25-30 años las células que sintetizan colágeno ralentizan su capacidad de síntesis, iniciándose así el proceso de envejecimiento cutáneo que es más acusado a partir de los 40 años. En este período se puede llegar a perder un 1% anual por lo que, a partir de esta edad, se acusa mucho más el envejecimiento cutáneo. Esta disminución del colágeno es la principal causa de arrugas, flacidez, pérdida de luminosidad, pérdida de grosor y elasticidad de la piel.

Tipos de colágeno

Existen muchos tipos de esta proteína fundamental para el desarrollo de nuestro organismo pero a nivel cosmético nos interesa influir solamente sobre aquellos que juegan un papel importante en nuestra piel y que son capaces de provocar una mejora sobre ésta.

Entre los tipos de colágeno con un papel protagonista se encuentran el tipo I, el tipo III, tipo IV, tipo VII y el tipo XVII. Todos ellos se encargan de aportar resistencia y elasticidad a nuestra piel, así como de asegurar la correcta realización de sus funciones básicas.

El colágeno Tipo I y el III se encuentran en la dermis, mientras que el IV, el VII y el XVII están en la lámina basal donde se forman las nuevas células epidérmicas.

Esta capa basal o capa dermo-epidérmica se encuentra entre la dermis y la epidermis y juega un papel fundamental en el anclaje y la comunicación de ambas capas, de manera que mantener los niveles y la calidad del colágeno responsable de estas zonas alargará la juventud de nuestra piel ya que asegurará un correcto suministro de nutrientes a la zona.

El colágeno a nivel cosmético

Tras muchos años en el mercado cosmético, el colágeno sigue siendo uno de los activos más interesantes a nivel cosmetológico. Considerado como cosmecéutico, el colágeno sigue estando entre los activos que han logrado demostrar una acción positiva sobre la piel, de ahí que su uso perdure después de tantos años.

colageno 3

Una de las características del colágeno es su alta capacidad de retener agua, de manera que aplicado a nivel tópico, es altamente hidratante para la piel. Así que a corto plazo hidrata en profundidad a la vez que aporta una acción altamente regenerante, antiinflamatoria y descongestiva para la piel. Gracias a sus propiedades, los tratamientos profesionales de colágeno son ideales tras las exposiciones solares o tratamientos médico-estéticos que sean invasivos y que obliguen a la piel a su regeneración acelerando mucho más el proceso y obteniendo mejores resultados.

Pero sus bondades no son solo a nivel superficial. Una parte del colágeno aplicado a nivel tópico consigue penetrar e interaccionar con el propio colágeno de la piel reforzándolo y manteniendo su integridad. Esto consigue mejorar el estado de la dermis y por lo tanto, el aspecto externo de nuestra piel.

Colágeno como nutricosmético

El colágeno es uno de los nutricéuticos más ampliamente utilizado dadas sus múltiples funciones. Normalmente se presenta formulado conjuntamente con Vitamina C y con Ácido Hialurónico para potenciar su acción anti edad. La mejora es visible no solo en la piel, si no que también podemos verlo en el cabello y en las uñas. Su uso continuado provoca una mejoría a nivel óseo y muscular ya que el colágeno también es parte indispensable de su composición.

Como ves, no es casual que el colágeno sea uno de los ingredientes más ampliamente utilizado en la industria cosmética ya que sus beneficios están sobradamente probados. ¿Aún no has caído rendid@ a sus múltiples beneficios?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *