TU RUTINA COSMÉTICA…

¡Ya está aquí el buen tiempo! Oficialmente ya ha llegado la primavera: vuelve el color, nos quitamos las capas de abrigo, el sol nos acompaña más horas al día y… toca revisar nuestra rutina de cuidados cosméticos.

Con la llegada de las buenas temperaturas las necesidades de nuestra piel suelen ser diferentes, sobretodo en el caso de las pieles mixtas. Para estar seguros de que cubrimos todas sus necesidades lo ideal es acudir al centro de estética y que sea tu esteticista de confianza quién chequee el estado de nuestra piel. En el caso de que no puedas ponerte en manos de una profesional, te damos las claves para que de forma fácil y eficaz, actualices tu rutina de belleza acorde con la nueva estación. Tu piel lucirá fantástica esta primavera.
¡Vamos allá!:
Analiza cómo cambia tu piel a lo largo del día. ¿Sientes que tu piel empieza a brillar antes de tiempo? ¿notas que tu maquillaje dura menos? Esto pueden ser indicios de que tu base hidratante le resulta demasiado pesada a tu piel ahora que ya no hace tanto frío. Valora la posibilidad de cambiar a una textura más ligera.
Si formas parte del cada vez más elevado % de población que sufre alergia primaveral, pon especial atención al cuidado de tu piel.  Hazte con una reparadora intensiva que calme tu piel cuando sufra los estragos de la alergia.
No descuides tus hábitos de limpieza. Cuando nos bronceamos ligeramente no tenemos tanta necesidad de maquillarnos. Esto hace que muchas veces descuidemos la limpieza de nuestra piel antes de irnos a dormir. No olvides que aunque no hayas aplicado maquillaje, las propias secreciones de la piel así como la polución ambiental, pueden obstruir tu piel durante la noche.
Es un buen momento para iniciar una cura de belleza nocturna con un producto de tratamiento intensivo. Los que contienen Vitamina C nos quitan la “cara de invierno” en un plis plas.
Introduce el protector solar en tu rutina cosmética diaria. Este sencillo gesto minimizará la aparición de manchitas y retrasará el envejecimiento de tu piel debido a la exposición solar. Añádelo al neceser del bolso y aplícalo durante el día si te vas a exponer al sol. Hay fórmulas en stick que facilitan la tarea. 
No olvides la exfoliación periódica de tu piel. Una de las claves para que nuestra piel esté suave y con una textura fresca y transparente, es exfoliarla de manera respetuosa de forma periódica. Así te asegurarás un bronceado uniforme y más duradero.
Cuida tu contorno de ojos. Si lo mantienes hidratado  con un gel fresco se marcarán menos las líneas de expresión. ¡Sobre todo cuando nos molesta la luz del sol!
Como ves, no es complicado actualizar nuestra rutina de belleza al cambio de estación.
¡Disfruta de la primavera!!!!

 

Leave a reply