LO QUE TU PIEL PIDE EN VERANO

LO QUE TU PIEL PIDE EN VERANO

No es la primera vez que desde Bruno Vassari te hablamos de la importancia de adaptar tus rutinas cosméticas según las necesidades de tu piel y lo cierto es que, el verano, es la época en la que más cambios introducimos.

Así que para que puedas disfrutar de una piel perfecta este verano lee cuáles son sus necesidades más básicas. Te las detallamos a continuación.

Ante todo, piel limpia

Las altas temperaturas del verano crean la necesidad de sentir nuestra piel limpia. El calor, la humedad, la sudoración… hacen que se acumule más suciedad. Huye de las fórmulas limpiadoras excesivamente detergentes y opta por limpiadores suaves que no dejen tu piel desprotegida.

Por otro lado, no caigas tampoco en la tentación de limpiarla demasiado ya que solo conseguirías dejarla desprotegida. Si a lo largo del día el calor hace que sientas la necesidad de limpiarla puedes hacerlo, por ejemplo, con un tónico o con un agua micelar. Así refrescarás tu piel de una manera respetuosa y sin eliminar su protección natural.

LIMPIA

Protección solar todos los días

Ya te hemos hablado en más de una ocasión de la importancia de proteger nuestra piel del sol todo el año pero en verano esto toma especial importancia debido a la mayor incidencia de la radiación solar. Adquiere el hábito de utilizarla a diario ya que tu piel está expuesta a la radiación tan solo con salir a la calle.

Si te resulta excesivamente pesado utilizar tu crema y el protector solar, puedes sustituirla los meses de más calor por un sérum que te aporte lo que necesitas pero sin sobrecargarla así podrás utilizar el filtro solar sin sentir tu piel sobrecargada.

PROTEGE

No pierdas de vista la hidratación

Es un hecho que el sol y el calor deshidratan la piel. Si a esto le añadimos el efecto negativo de la sal y el cloro verás que la hidratación debe ser la principal necesidad a cubrir en verano. Opta por cremas ligeras cargadas de antioxidantes que frenen el daño solar y mantengan los niveles hídricos de tu piel. Por otro lado, ayudarás al proceso de recuperación de la dermis, minimizando así los daños que el verano puede dejar en tu piel.

HIDRATA

No te olvides de exfoliarte

La exfoliación debe ser otro de los aspectos que no debes descuidar. La acumulación de células muertas puede hacer que tu piel adquiera un bronceado irregular y sin brillo. Para evitarlo, debes tener la precaución de exfoliarte de forma habitual. Intenta buscar un producto que no sea excesivamente agresivo ya que no interesa que dejes tu piel desprotegida. Siempre es mejor utilizar un producto más suave de forma más frecuente que exfoliarte una sola vez con uno que deje tu piel sensibilizada, más aún cuando la vas a exponer al sol.

Si sigues estos simples pasos tu piel estará preparada para afrontar el verano. Así solo deberás preocuparte de disfrutar al máximo de la época estival.

EXFOLIA

Leave a reply