LA CELULITIS. CONÓCELA PARA PLANTARLE CARA.

LA CELULITIS. CONÓCELA PARA PLANTARLE CARA.

La celulitis es uno de los problemas  que más preocupa a las mujeres. No entiende de edad, de talla o de peso y nos afecta a casi todas por es uno de los problemas que más nos mueve a buscar una solución en los salones de estética.

La celulitis no es simplemente un problema estético que provoca un abultamiento de la piel sino que afecta a las células grasas, al líquido intersticial y a la micro circulación periférica. En el caso de la celulitis, hablamos de una alteración en las células grasas que provoca una atrofia del tejido. Cerca del 90% de las mujeres la padecen y al estar ocasionada por múltiples factores genéticos, constitucionales o raciales no resulta fácil de eliminar.

La celulitis afecta al tejido celular hipodérmico, donde se encuentran los adipocitos y la micro circulación arterial venosa y linfática. En sus estadios iniciales produce alteraciones circulatorias que a la larga provocan modificaciones en la estructura de la piel, dando lugar a la antiestética piel de naranja.

Las zonas afectadas por celulitis, además de esta característica textura de piel irregular, presenta las siguientes características:

  • Piel áspera y de consistencia aumentada
  • Textura irregular al someter la piel a la presión del pellizco
  • Al pellizcar el tejido la piel se endurece
  • Aumento de la sensibilidad al dolor
  • Al tocar la piel se notan “bolitas” que corresponden a los nódulos de grasa que se han formado.

Causas de aparición de la celulitis

Uno de los problemas principales de la celulitis es que tiene su origen en múltiples causas con lo que es de vital importancia conocerlas todas para poder tratarlas de una forma efectiva. Al tratarse del resultado de darse varias circunstancias resulta complicado obtener resultados satisfactorios porque debemos tratar todas las variables que están involucradas. Veamos en detalle una por una:

  • Mala circulación. Es la raíz del problema. No existe alguien con celulitis que antes no haya tenido problemas de micro circulación sanguínea. Por tanto, será uno de los frentes a tratar si queremos ver una mejora rápida y definitiva. Mejorar la circulación  supone solucionar gran parte del problema.
  • Cambios hormonales. Esta es la razón por la cual las mujeres son más propensas a padecer celulitis pues la adolescencia, los embarazos, los anticonceptivos y la menopausia, entre otras causas, producen cambios hormonales drásticos que influyen directamente en la aparición de celulitis.
  • Factores genéticos. La presencia de celulitis va asociada directamente a una predisposición genética.
  • Alimentación desequilibrada. Seguir una alimentación poco equilibrada es una de las principales causas de aparición de la celulitis. El tabaco, el alcohol, las comidas rápidas, el consumo excesivo de azúcar y grasa… todos estos factores incrementan la posibilidad de sufrir celulitis.
  • Sedentarismo. La falta de ejercicio se encuentra entre los principales motivos de aparición de celulitis ya que facilita el aumento del tejido graso y empeora la circulación sanguínea.
  • Estados de ánimo. El estrés, la ansiedad y la depresión alteran el metabolismo y afectan a la micro circulación sanguínea. Además, en muchas ocasiones estos estados propician una alimentación desequilibrada, lo que tampoco favorece la mejora de la celulitis.

Tipos de celulitis

  • Celulitis compacta o dura. Este tipo de celulitis se caracteriza por presentar una consistencia dura al tacto. Esto provoca que los nódulos tensen la epidermis, apreciándose al tacto una textura granulosa. Normalmente, este tipo de celulitis está localizado en glúteos y caderas, así como en la cara externa de los muslos, las temidas cartucheras, y la cara interna de la rodilla. Este tipo de celulitis es frecuente en mujeres jóvenes y si se trata desde un inicio suele tener un buen pronóstico ya que responde bien a los tratamientos cosméticos.
  • Celulitis edematos. Este tipo de celulitis es característica de las extremidades inferiores. Va asociada directamente a problemas circulatorios y linfáticos y es fácil de reconocer ya que suele aparecer junto a edemas, varices, varicosidades, fragilidad capilar, sensación de pesadez de piernas, calambres… debido a todos estos problemas, las piernas suelen tener el típico aspecto de columna y las zonas que presentan celulitis resultan dolorosas al tacto. Este tipo de celulitis no resulta fácil de tratar aunque responde bien al ejercicio moderado y al someterse a tratamientos que mejoren la circulación sanguínea y linfática, como por ejemplo la presoterapia.
  • Celulitis blanda. Este tipo de celulitis está asociada a la atrofia de los tejidos que se produce con el paso de los años y la falta de ejercicio. No suele ser dolorosa y se localiza fundamentalmente en la cara interna de muslos y brazos. Suele ir acompañado de falta de tonicidad muscular y exceso de peso.

 

celulitis

 

¿Cómo tratarla?

Existen una gran variedad de tratamientos que pueden mejorar de forma rápida y efectiva el aspecto de la celulitis pero debes tener claro que para conseguir los mejores resultados tienes que  ser constante y paciente. Esa celulitis lleva mucho tiempo gestándose así que es imposible que la eliminemos en dos semanas. Tómatelo con calma y se constante en tus cuidados, verás como al final el esfuerzo dará sus frutos.

Desde Bruno Vassari te aconsejamos que acudas a tu centro de estética de confianza para que tu esteticista valore cual es la terapia más adecuada para tu problema y establezca un programa personalizado acorde con tus necesidades.

Si además, acompañas tus tratamientos de una alimentación equilibrada, practicas de forma regular algo de ejercicio y te aplicas a diario un producto específico, ya verás como los resultados no se harán esperar. Solo debes tener paciencia.

CELLULITE CONTROL

 

Pequeños gestos que te ayudarán a luchar contra la celulitis

Existen pequeños gestos en tu día a día que te pueden ayudar mucho a mejorar el aspecto de la celulitis. Conseguirás tus resultados más rápidamente si, además de los cuidados que ya te hemos planteado, sigues estos sencillos consejos:

  • Sigue una dieta variada y equilibrada. Llena tu mesa de productos frescos, frutas y verduras y huye de los alimentos excesivamente procesados.
  • Incorpora a tu dieta una buena dosis de fibra para evitar el estreñimiento.
  • Huye de los alimentos excesivamente salados que empeoran el problema de la retención de líquidos.
  • De la misma manera, evita sustancias como el alcohol, el tabaco y la cafeína.
  • Oblígate a beber 2 litros de agua al día; nada te ayudará más en tu lucha contra la retención de líquidos.
  • Evita las prendas excesivamente ajustadas y los tacones muy altos que entorpecerán el flujo de tu circulación sanguínea y linfática.
  • Puedes incorporar el uso de un nutricosmético que te ayude a luchar contra la celulitis desde dentro.  Así resulta más fácil llegar a los tejidos diana y conseguir unos resultados mucho más rápidos.

1 Comment

  1.  productos ecologicos para bebes · 10 agosto, 2015 Reply

    Muchísimas gracias por el post, siempre sois una gran fuente de información que nos hace la vida mas fácil. Un beso.

Leave a reply