ELLOS TAMBIÉN SE CASAN…

Ya hemos hablado de los preparativos de la novia pero no debemos olvidar que ese gran día tiene otro gran protagonista: el novio. Hoy dedicamos nuestra entrada en el blog a dar unos consejos para ellos, para que también puedan brillar en ese día tan especial.

La mayoría de los novios tiene asumido que toda la atención de ese día es para la novia, pero eso no significa que el novio no deba prepararse también para la ocasión. Aunque la lista de tareas pendientes de ellos es mucho más reducida, hoy damos las claves para que él también brille el día de la boda.

manSi las novias dedican especial atención a la piel del rostro, ellos no deben ser menos. Una limpieza de cutis en profundidad se hace imprescindible para evitar brillos y un aspecto apagado en la piel. Es aconsejable ponerse en manos de una profesional al menos un mes antes de la boda. Así, en caso de ser necesario, se podría hacer algún tratamiento más específico. Para conseguir los mejores resultados, es mejor afeitarse ese día; así, la barba, no obstaculizará la absorción de los activos.

Tras la higiene facial, es importante extremar los cuidados de la piel en casa. Limpiar a diario en profundidad e hidratar con un producto adecuado mantendrá la piel oxigenada y luminosa, a la vez que alargará los resultados del tratamiento de cabina.

Si el problema son las bolsas y las ojeras, lo ideal es empezar a usar un gel de contorno de ojos que descongestione y reduzca el color de las ojeras. Existen tratamientos que obran el milagro en poco tiempo, solo hay que darles la oportunidad.

manos hOtro aspecto a tener muy en cuenta es hacer una manicura profesional. Las manos del novio también son un foco de atención, de manera que no hay excusa para no cuidarlas. Dar forma a las uñas y retirar las cutículas cambiará de forma radical el aspecto de las manos. En el caso de ellos, no es necesario hacer la manicura el día antes. Si se realiza con unos días de antelación, un extra de hidratación los días posteriores mantendrá los resultados hasta el día de la boda.

Por lo que respecta al pelo, la opción más segura es no realizar experimentos. Los cambios radicales a veces son difíciles de asimilar y las fotos de la boda serán el recuerdo de la imagen de ese día, para bien o para mal.

cache_2431886414

Y por último, el día antes de la boda, hay que mimarse. Un masaje relajante eliminará las tensiones y hará que la celebración sea especial para los dos.

Leave a reply