CUIDADOS DE LA PIEL DURANTE EL EMBARAZO

CUIDADOS DE LA PIEL DURANTE EL EMBARAZO

El embarazo es una de las etapas más fascinantes de la vida de una mujer pero también es una de las que más cambios físicos conllevan. Por este motivo el post de hoy se centra en los cuidados básicos a seguir durante los 9 meses de gestación, esos gestos diarios que permiten afrontar los cambios que el embarazo genera y, poder así,  disfrutarlo al máximo.

cc5c5aa806a6dbb5bb1f99b382d8b7ec

Adapta tus gestos de belleza

Durante esta etapa tan apasionante las rutinas cosméticas deben tener como prioridad atender las necesidades especiales de la piel, las cuáles, probablemente,  irán cambiando a medida que avance el proceso. Así que durante estos meses es básico escuchar a la piel y darle lo que realmente necesita. Siempre es recomendable asegurarnos de que el uso de los productos que formen parte de nuestra rutina cosmética sea apto durante el embarazo. La mayoría de productos lo son pero siempre es mejor  consultarlo con un profesional de confianza.

Por ejemplo, es recomendable posponer el uso de crema anti celulítica, siendo más adecuado sustituirla por una buena crema anti estrías, especialmente si ésta está formulada con cafeína, ya que su uso no es recomendable durante el embarazo.

Hidrate y nútrete

Uno de los hechos asociados al embarazo es el cambio de volumen que se experimenta a lo largo de todo el proceso por eso es crucial prestar especial atención a la hidratación de la piel. Aplicar un buen producto hidratante a diario aportará la elasticidad necesaria para que se vaya adaptando a los cambios de volumen de forma progresiva y controlando en la medida de lo posible la aparición de estrías. A más elástica esté la piel más tolerancia tendrá al estiramiento y mejor se recuperará después del embarazo.

Exfóliate

La exfoliación periódica durante la ducha no solo mantiene la piel libre de células muertas haciendo que esté más suave, sino que además activa la circulación sanguínea  y se potencia la acción de las cremas al favorecer su absorción.

Foto protégete

Los cambios hormonales derivados del proceso de gestación pueden provocar la aparición de cloasmas, manchas de la piel que aparecen debidas a los cambios hormonales. Sobre todo aparecen en el rostro, así que es crucial aplicar a diario una protección solar de amplio espectro para evitar que las manchas aparezcan o que se hagan más oscuras. La mayoría de estas manchas, al tener un origen hormonal, desaparecen al finalizar el embarazo, pero siempre es mejor prevenir su aparición. Así las manchas no serán tan oscuras y por lo tanto desaparecerán mucho más fácilmente.

Además de la protección solar es importante evitar productos formulados con Retinol, ácidos y aceites esenciales ya que pueden favorecer la aparición de pigmentación.

Sun Pocket Fluid SPF 50+

Mímate

Si hay una etapa de la vida en la que el cuerpo necesita mimos esa es el embarazo. A pesar de que es un proceso maravilloso conlleva unos cambios que pueden provocar algunas molestias físicas por lo que es muy recomendable acudir a algún centro especializado para recibir un masaje que alivie la tensión de la espalda y mejore el retorno venoso de las piernas. Hacerlo de forma regular es un seguro que permite llegar a las últimas etapas con menos molestias.

Pregnant woman having massage, elevated view

Cuida tus pies

A medida que avanza el embarazo cada vez resulta más complicado acceder a los pies así que no es mala idea acudir de forma frecuente a un centro especializado para su mantenimiento. Además de mantener los pies en perfecto estado de revista, se alivian tensiones, se reduce la hinchazón y mejora la sensación de pesadez.

Las zonas críticas

Las zonas críticas durante el embarazo son, sin lugar a dudas el abdomen y los pechos, dado que son las que más aumentan su volumen, pero no debemos olvidar el cuidado de los flancos y la zona lumbar, ya que son zonas que suelen olvidarse y que, debido al aumento de volumen abdominal, también sufren muchísimo la aparición de estrías. No debemos olvidar tratar a diario la parte alta del pubis, sobre todo en el tercer trimestre ya que al acercarse la fecha del parto, el volumen se desplaza hacia abajo y es frecuente que aparezcan estrías en esta zona.

Sigue cuidándote después del embarazo

Pero los cuidados no acaban con el parto. Lo ideal es alargar los cuidados pre-natales durante, al menos, 2 o 3 meses después del parto. Durante esta etapa el cuerpo realiza un gran esfuerzo para volver a su estado anterior al embarazo y es frecuente que aparezcan estrías en este momento. Muchas mujeres relajan sus cuidados tras dar a luz y los cambios hormonales que caracterizan al post parto pueden dar al traste con todos los cuidados realizados durante el embarazo. Es recomendable seguir usando crema anti estrías, al menos, un tiempo después para permitir que la piel se recupere mucho más fácilmente.

0753723e4388a1694181c62eebc77b2d

Leave a reply