LO BUENO ES SANO, Y LO SANO ES ESTÉTICO

La salud y la belleza van de la mano, y lucir una buena imagen es tan fácil como llevar una vida sana y activa.
 

Para empezar con este apartado de salud, hablaremos del consumo de las Kilocalorías (Kcal.), la unidad de medida del valor energético de los alimentos.  La cantidad a consumir varía según varios factores (sexo, edad y nivel de actividad diaria), pero generalizando, podríamos decir que para mujeres las cantidades a consumir rondan entre 1.600 y 2.100, y en hombres entre 2.200 y 2.700 kcal.
 
 
Las Kilocalorías pueden encontrarse en tres formas distintas;  
CARBOHIDRATO o HIDRATOS DE CARBONO, PROTEÍNAS y GRASAS.
Hoy, hablaremos de los Hidratos de carbono(cereales, féculas, legumbres, vegetales, frutas…) que una vez ingeridos se transforman en una sustancia llamada glucógeno, que nuestro cuerpo transforma en energía, es decir, gasolina. 
 
 
El problema está en que sólo puede almacenar muy poca en cada ingesta y con el resto automáticamente vamos creando un pequeño almacén de grasa que cada una acumula en un lugar distinto: caderas, barriga, etc.
Por eso, lo recomendable es un aporte de hidratos, espaciado y en cantidades pequeñas para no desbordar y evitar esos kilos de que tanto nos incomodan…
 
Más adelante os daremos algunas claves para poder controlarlo.

Leave a reply