PIES PERFECTOS EN VERANO

foot-5033_640

PIES EN PERFECTO ESTADO DE REVISTA DURANTE TODO EL VERANO 

Durante los meses de verano es especialmente complicado mantener los pies perfectos. Mil motivos pueden ocasionar que la piel de nuestros pies se deshidrate, se resequen las cutículas y se agrieten los talones. En el post de hoy te explicamos cómo hacer que tus pies estén perfectos con unos simples cuidados diarios. ¡Vamos allá!

Hidratación + exfoliación: la clave de todo

Hidratacion

La exfoliación y la hidratación son clave para lucir unos pies de revista. Durante el verano, al llevarlos descubiertos, la piel de nuestro pies, que es más gruesa que la del resto del cuerpo y con más tendencia a la hiperqueratinización, se deshidrata, se reseca, y empieza a acumular células muertas sobre todo en aquellas zonas que más sufren, los talones. 

Un modo de evitar el aspecto dejado que da la deshidratación de la piel es exfoliarlos una vez a la semana y aplicar de forma rigurosa una hidratante específica mediante un suave masaje todos los días; tan fácil como esto. Si eres constante el aspecto de tus pies mejorará de forma considerable y podrás alargar un poco más tu pedicura. Una vez a la semana, aprovechando el momento de la ducha, pasa la lima o la piedra pómez por las durezas para evitar que se acumulen en exceso. Si lo haces con regularidad te costará menos mantenerlas a raya.

El día que pulas las durezas aplica un extra de crema y colócate un calcetín de algodón. Esto mejorará la penetración del producto intensificando su acción. Lo ideal es que duermas toda la noche con ellos o al menos, que los aguantes un par de horas. A la mañana siguiente notarás el cambio.

Cambia el esmalte de tus uñas con frecuencia

Pedicura

Dos semanas es el tiempo máximo que deberíamos llevar el esmalte sobre nuestras uñas, incluso aunque este se encuentre en perfecto estado. Pasado este tiempo lo correcto es retirarlo completamente y renovarlo. Los esmaltes antiguos pueden hacer envejecer nuestra uña y darle un aspecto amarillento muy poco saludable. Además, un esmalte desgastado hará que los pies se vean más descuidados de lo que realmente están.

Cambia de calzado

Intenta no utilizar todos los días el mismo calzado y sobre todo no abusar de los zapatos planos y con el talón descubierto, ya que son los que más castigan los pies aunque sean comodísimos. Altérnalos con cuñas un poco más altas, que suelen resguardar más los talones del polvo y la suciedad que agreden nuestra piel a diario debido al simple gesto de caminar por la calle.

Mantén las cutículas perfectas

Feet

Todos sabemos que ponerse crema en los pies antes de calzarse unas sandalias no es muy buena idea; en el mejor de los casos te aseguras, como mínimo, un buen resbalón. Aunque te hayas hidratado los pies por la noche muchas veces para mantener la hidratación de la cutícula necesitamos algo más a lo largo del día pero no resulta agradable poner crema en los pies con las prisas de primera hora de la mañana. Así pues, para evitar que las cutículas se vean resecas puedes aplicar sobre ellas un aceite nutritivo justo antes de salir de casa. En el mercado encontrarás productos específicos para este uso cuyo formato ya incluye el pincelito para que la aplicación sea mucho más cómoda. Con este pequeño gesto te asegurarás que tus cutículas se vean limpias y nutridas, ¡parecerá que te acabas de hacer la pedicura!

Como ves, mantener unos pies perfectos tan solo te llevará 5 minutos diarios, sencillo ¿verdad? ¡Te esperamos en el siguiente post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *